Zero Waste – La revolución que está dando que hablar

¿Qué es el movimiento Zero Waste? ¿Qué significa?

 

Ultimamente te habrás encontrado hasta en la sopa el término “Zero Waste“,  o lo que es lo mismo “Residuo cero

De un tiempo a esta parte, parece haber cambiado algo en el interior del ser humano. Es como si, de repente, hubiera despertado esa parte dormida de nuestras conciencias, a pesar de que muchas personas llevaban ya muchos años despiertos.

La revolución Zero Waste es un fenómeno en sí mismo. Consiste en un cambio interior a nivel de personal que nos lleva a tomar conciencia de la necesidad de contribuir a la reducción de residuos que emitimos, construyendo así un mundo más limpio y sostenible.

Entendemos como residuo, todo aquél que termina en el vertedero, en el mar o cualquier otro lugar donde no pueda recibir el tratamiento adecuado para ser reciclado.

¿CÓMO NACIÓ EL ZERO WASTE?

 

Bea Johnson popularizó el hashtag #zerowaste gracias a su extraordinario libro llamado ZERO WASTE HOME,  para que nos entendamos: Residuo Cero en Casa

Asegura que tanto ella como su familia llevan más de 10 años practicando el zero waste y han reducido por completo el uso de plásticos en sus vidas.

El movimiento sin residuos o residuo zero se basa en la ley de las 5 “R”:

Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar, y Rot (haciendo referencia a compostar). No obstante la más vital de todas es la primera, RECHAZAR.

El libro no tardó en hacerse viral en las redes ya que desde hacía algún tiempo, la tendencia a reciclar y a comprometerse con el ecologismo era evidente.

Gracias a Bea y a ese estilo de vida que parece haber creado, han nacido de su mano cientos de miles de proyectos de índole ecológica como alternativa a lo que conocemos.

De entre todas esas propuestas nacimos nosotras y con ello nuestras compresas de tela. Gracias al movimiento Residuo cero / Zero Waste, hemos conseguido darle un poco más de visibilidad a las alternativas saludables y sostenibles para una menstruación más ética y consciente.

Todavía nos queda mucho camino por recorrer y muchas vidas a las que impactar, pero estamos encantadas con la aceptación que han recibido nuestros productos.

¿CÓMO CONTRIBUIMOS NOSOTRAS AL RESIDUO CERO?

 

Como hemos dicho nuestros productos están relacionados con la menstruación, por lo tanto nuestra misión es ofrecer alternativas zero waste para que menstrúes de manera saludable y sostenible.

Pero vamos a remontarnos a cómo empezó todo:

Hace algún tiempo presenciamos por casualidad un terrible reportaje en TV donde mostraban unas cifras devastadoras acerca de la sostenibilidad del planeta.

Hablaba de la isla de plástico o también conocida como Isla de la basura. Es una isla que se encuentra entre Hawai y California y actualmente casi tiene las dimensiones de México.

Estamos hablando de que existe una isla que acumula residuos hasta el punto que tiene el mismo tamaño que un país entero, y no un país cualquiera, México tiene una extensión de 1,973 millones km.

Hace más de 40 años que vertemos basura en los mares y océanos, por lo tanto no es de extrañar que se formen estas islas de mierda, pero ese documental nos marcó profundamente.

De algún modo, esos datos tan desgarradores despertaron nuestro interés y sentimos ese  “click” en nuestro interior. Había despertado nuestra inquietud, así que seguimos indagando sobre el tema y dimos con éste gráfico:

 

AÑOS QUE TARDA EN DEGRADARSE LA BASURA:

zero waste - cuanto tarda en degradarse la basura?

Y fue aquí cuando decidimos tomar acción.

COMPRESAS DE TELA – ZERO WASTE

 

Nuestras compresas reutilizables nacieron de una necesidad urgente, como ya habrás visto no se trata de algo que podamos posponer para más adelante.

El plástico es el verdadero enemigo, ya que el vidrio lo podemos reutilizar.

Los plásticos que emplean las grandes empresas de higiene femenina además de tardar entre 150 y 500 años en descomponerse, contienen componentes tóxicos para nuestra salud íntima, por ejemplo colorantes, blanqueadores, perfumes, etc. Por no hablar de las fibras sintéticas que lo componen.

Todos esos productos se esconden bajo eslógans como ” fina y segura “, ” olvidarás que la llevas puesta “, etc. Puro marketing y  nada más lejos de la realidad.

Los desechables llevan años perjudicando gravemente tu salud. Son los verdaderos culpables de que sufras irritación, ardor, picores, mal olor, sangrado irregular, dolor de vientre y/o ovarios, secreciones o incluso hongos como la cándida.

Las compresas de tela de algodón erradican por completo todos esos síntomas.

 

DOLOR MENSTRUAL

 

En cuanto al dolor, es cierto que aveces usar compresas de tela no es suficiente, aunque ayuda.

Por lo general, la regla es algo que no debería doler, y si duele seguramente se deba a otros factores.

Pueden ser muchos y muy diversos, desde una mala alimentación, descansar de manera insuficiente, tener un estilo de vida no muy saludable, no hacer deporte, alguna patología que desconozcas, etc.

Sea como sea, nuestra compañera de “La semilla con amor ” ha escrito en su blog un extraordinario artículo en el que nos brinda sus 6 trucos para no tener dolores menstruales.

Recomendamos mucho su sitio web, ya que no solo aborda temas relacionados con la menstruación. En su blog encontrarás artículos de gran interés y valor, sobretodo a nivel de bienestar, estilo de vida natural, alimentación saludable y ecológica, consciencia del cuerpo, y muchos otros temas que nos encantan!

Además, nos consta que está apunto de publicar su libro y estamos deseando leerlo! Os mantendremos informados.

Pero volviendo al tema, las compresas de tela tienen un impacto positivo para el planeta, ya que al ser reutilizables dejarás de verter aproximadamente 40 kilos de basura a lo largo de tu vida menstrual.

Te estarás sumando al movimiento Zero waste, y además en un par de meses recuperas tu inversión y estarás ahorrando grandes cantidades de dinero.

COMPRA COMPRESAS DE TELA.

OTROS PRÁCTICAS ZERO WASTE

 

Las compresas de tela son de gran utilidad si quieres apoyar iniciativas saludables y ecológicas para contribuir al zero waste, no obstante hay otras prácticas igual de imprescindibles.

En primer lugar,  vamos a hablar de uno de los productos tóxicos para el planeta que están más normalizados y socialmente aceptados: Las bolsas de plástico.

Vamos al supermercado todos los días, con la intención de comprar cuatro cosas. Pero aveces compramos más de lo que teníamos pensado y… “Por favor, dame una bolsita de plástico.”

La vida útil de esas bolsas es de aproximadamente 30 minutos. El tiempo de salir del supermercado, llegar a casa, guardar las compras en el frigorífico y esa bolsa se vuelve inservible.

Como mucho utilizaremos esa misma bolsa para las chanclas del gimnasio, poco más.

Existen alternativas más éticas y sostenibles, las bolsas de tela y las mochilas de algodón

bolsas zero waste

Se doblan facilmente, caben en cualquier bolsillo, no pesan nada, no ocupan espacio y le evitas TONELADAS de plástico al planeta. Esas bolsas tardarán 150 años en descomponerse totalmente,

por lo cual, suena muy duro pero todavía existe la primera bolsa de plástico que se inventó, enterrada en algún descampado, enredada en el cuello de alguna tortuga o flotando en la isla de la basura.

Hay muchas otras prácticas Zero Waste que te llevarán a una vida más ética, consciente y saludable para todos, y las nombraremos más adelante en futuros artículos.

Por ahora, te recomendamos que si quieres formar parte de la comunidad Residuo Cero, empieza por tomar conciencia de tus pequeños hábitos diarios.

Reduce progresivamente el consumo de plástico, reutiliza las botellas, recicla adecuadamente y rechaza todo lo que no necesites.

Esperemos que éste post te haya sido útil !

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *