NUESTRAS COMPRESAS DE TELA

¿Porqué nuestras compresas de tela?

Las compresas de tela han existido desde hace muchísimos años, algunas las han rebautizado como ” las compresas de la abuela “.

El paso del tiempo, la industrialización, el desarrollo de los países, la implementación de técnicas de marketing empresarial y otros factores,

popularizaron las compresas desechables que hoy conocemos.

Ha habido mucha ignorancia y desinformación acerca de la seguridad de los componentes que forman dichas compresas,

pero a día de hoy tenemos toda la información del mundo disponible a un solo click.

¿Qué ha cambiado?

En numerosos estudios han podido demostrar la toxicidad de los plásticos desechables de los productos de higiene íntima, pero algo hay que usar, ¿No?.

Algunas mujeres están empezando a practicar el “free bleeding” o sangrado libre, lo cual no es más que lo que el propio nombre indica,

dejar fluir la sangre menstrual con naturalidad, arrojando luz al tabú de la regla y sin usar ningún complemento de higiene íntima.

Nosotras no somos muy fan de esta práctica, y aunque la respetamos completamente, ofrecemos compresas de tela confeccionadas a mano, si quieres evitar manchar la ropa.

Nacieron como alternativa saludable para una menstruación más saludable, responsable, sostenible y ética.

¿Porqué nuestras compresas de tela? Es muy simple, nos parece la alternativa más limpia, ética y saludable de gestionar nuestra menstruación.

También vendemos copas menstruales y a nuestro entender son las mejores que hemos probado de toda España.

Pero nuestras compresas de tela es el producto estrella de nuestro sitio web, ya que en lo que dedicamos especial mimo y cuidado.

Las fabricamos en distintos tamaños, desde salvaslips para tanga, salvaslips para braguita, compresas de día y compresas de noche.

Puedes elegir entre más de 35 estampados. Si quieres un estampado concreto para tanga y no lo encuentras, puedes contactarnos a @ecofemenina ( en instagram ) o enviarnos un correo electrónico a ecofemenina@gmail.com pidiéndonos el pedido.